30/3/12

Otra versión

Habia una vez un pajarito y un gusano que iban por el bosque caminando. De pronto vieron una manzana y querían cogerla. Lo intentaron saltando y no fueron capaces. Lo intentaron volando y tampoco fueron capaces.

De repente al gusano se le ocurrió una idea: pidió a su amigo que lo subiera sobre su ala y... ¡el gusano ya estaba sobre la manzana! Ahora sólo le faltaba desprenderla.

Le dió un cabezazo y no se cayó. Saltó y saltó sobre ella y no se cayó. Saltó más ¡y se cayó la manzanaaaaaaa!!!!
Pero él con ella.
Rápidamenrte el pajarito los salvó.
Cogieron la manzana y se la comieron a medias ¡estaba muy buena!

Pedro

No hay comentarios: