12/11/14

La casa encantada de Patatas Fritas

Hay una casa encantada en el bosque, en la que vive Patatasfritas y todos los años por difuntos pasan por allí los fantasmas.
El día de difuntos llegaron unos fantasmas a la casa del bosque  y no eran capaces de abrir la puerta. El más fuerte  de ellos o consiguió. Se puso a asustar a Patatasfritas pero no despertaba porque estaba durmiendo como una piedra. El fantasma lo cogió por los brazos y Patatasfritas despertó. Entonces,  el fantasma se echó a reir con una risa fuerte y furiosa para asustarlo.

Al año siguiente, volvieron los fantasmas y no encontraron a Patatasfritas para asustarlo porque se había ído.

Tenia miedo.

No hay comentarios: